:: Urgencias y Ambulancia : 659 46 91 46 :.
Servicio Integral y Personalizado
.
> Lorena Moratalla
· Area:
Laboratorio
Practicas

INFORMACIÓN PARA PROPIETARIOS DE MASCOTAS CON CÁNCER

El cáncer es la mayor preocupación para los propietarios de animales de compañía. A esto hay que añadir que el cáncer es la primera causa de muerte de los animales geriátricos. Por ello, los propietarios y los veterinarios han ido tomando conciencia de la necesidad de proveer de cuidados especiales a sus mascotas, al mismo tiempo que se han ido produciendo avances en la medicina y cirugía veterinarias, especialmente en el campo del tratamiento del cáncer. Y esto hace que el veterinario y su equipo humano estén preparados, no sólo para administrar tratamientos especializados, sino también para ofrecer atención compasiva a sus pacientes y clientes. Los clientes de hoy en día esperan recibir una atención puntera para sus mascotas, y les interesa tanto la cantidad como la calidad de la vida de las mismas.

En un momento en que la oncología canina y felina está adquiriendo mucha importancia, el veterinario se encuentra con propietarios que suelen tener ideas preconcebidas sobre qué es el cáncer y cómo se trata. Al enfrentarnos a un caso de cáncer canino o felino, lo primero que tenemos que hacer es disipar las ideas negativas que suelen tenerse sobre la enfermedad en sí y sobre la eficacia y toxicidad del tratamiento. En los últimos 10 años se han realizado grandes avances en las tasas de respuesta al tratamiento, períodos de ausencia de enfermedad y supervivencia de los animales con cáncer. Actualmente, muchos de los animales con cáncer pueden curarse o, al menos, permanecer durante largos períodos de tiempo sin signos de enfermedad. En muchas ocasiones el animal no experimenta ninguna o casi ninguna disminución en su calidad de vida. Los avances realizados en el tratamiento paliativo y de soporte de los pacientes caninos y felinos con cáncer han permitido mantener una buena calidad de vida de los mismos mientras lo reciben.


Aproximación al Paciente Canino o Felino con Cáncer

El equipo veterinario debe someter a estudio completo a cualquier paciente del que sospeche que pueda tener un proceso maligno, para poder establecer el grado de extensión de la enfermedad. Esta información, además, nos servirá para saber qué tratamiento utilizar y nos informará del pronóstico y tiempo y coste necesarios para el tratamiento.
Aunque pueda parecer que perdemos tiempo y dinero con estos procedimientos, merece la pena porque nos darán la información necesaria para abordar el problema de forma racional. Sólo podremos establecer un protocolo terapéutico completo y con probabilidad de éxito si disponemos de información de la extensión del proceso. Además, sólo podremos responder las preguntas del propietario del animal sobre pronóstico y calidad de vida cuando conozcamos esta información. El equipo de atención veterinaria y el propietario deben saber a qué se enfrentan y estar completamente preparados antes de aplicar cualquier tratamiento.


Objetivos del Tratamiento

El tratamiento del paciente con cáncer requiere habilidades, conocimientos, fármacos, técnicas y una filosofía especiales, y debido a que el curso de la enfermedad suele ser dinámico, la comunicación entre el propietario y el equipo veterinario debe ser lo suficientemente fluida. La comunicación debe ser diaria mientras el animal esté hospitalizado, pero después debe seguir siendo frecuente para que el veterinario esté al día del progreso del caso.
El cáncer genera miedo, desesperación y pánico a casi todo el mundo, y la sensación general es que la quimioterapia y la radioterapia generan más daños que beneficios. La mayoría de propietarios llegan a nuestras consultas con estos sentimientos preconcebidos sobre el cáncer, pero nosotros sólo podremos empezar a plantear un cuidado del paciente cuando hayamos disipado esos mitos. Es necesario que el propietario esté convencido de que el bienestar de su animal y su calidad de vida deben estar por encima de sus propias emociones.
El tratamiento del cáncer va dirigido contra la enfermedad, pero la calidad de vida del paciente no debe olvidarse. Tanto los tratamientos curativos como los paliativos pueden incluir diversas modalidades de tratamiento como la quimioterapia, radioterapia, cirugía, tratamientos nutricionales, etc. El tratamiento curativo suele implicar la utilización combinada de varias modalidades. El tratamiento paliativo está diseñado para mejorar la calidad de vida del paciente sin que ello signifique que aumente el tiempo de supervivencia.
El control del tumor es importante, pero el apoyo al paciente es imperativo. Muchos pacientes caninos y felinos oncológicos son también geriátricos, y por ello debemos prestar atención también a las enfermedades subyacentes que pudieran tener. Por otro lado, el control del dolor es esencial. Los estimulantes del apetito y las normas de higiene y alimentación también son muy importantes. Además, el tratamiento de alteraciones gastrointestinales y respiratorias, deshidratación, anemia, leucopenia, uremia, sepsis, y otras condiciones asociadas con el tratamiento del cáncer son de vital importancia. De hecho, en medicina veterinaria, el tratamiento compasivo es el lema de la oncología. Muchos creen que es más importante una buena calidad de vida que una vida larga. Pero el éxito supremo consiste en conseguir ambas cosas.


Pérdida de la Mascota.

El cáncer es la patología crónica más curable de perros y gatos, pero la muerte es un aspecto que sigue estando presente y debe ser considerado. Como veterinarios, debemos ser capaces de ofrecer una muerte digna a nuestros pacientes. Esto supone una preparación adecuada de nuestro equipo y la capacidad de ofrecer cuidados compasivos cuando sobreviene la muerte o debemos practicar una eutanasia.
Muchos clientes quieren saber cómo se darán cuenta de que es el momento adecuado para sacrificar a su mascota. El veterinario y su equipo deben asumir funciones de educadores y dejar que la decisión sea tomada por el propietario, que debería valorar los aspectos relacionados con la calidad de vida. Criterios objetivos como el apetito, nivel de actividad y energía de su mascota, pueden ser medidos por ellos mismos en casa. Estos parámetros suponen una herramienta en la cual basarse para establecer la calidad de vida de su mascota y determinar cuándo varía. Las siguientes preguntas pueden ayudar a establecer estos criterios:
¿Come con apetito?
¿Los días y momentos buenos superan a los malos?,
¿Su mascota sigue siendo capaz de hacer aquello que antes le hacía feliz?
Además, debemos atender a las razones económicas, probabilidad y duración de la respuesta, efectos indeseables del tratamiento, y tiempo de duración del mismo.

Información obtenida de...
Ogilvie, G.K. "Aproximación y mandamientos de los cuidados del animal con cáncer" Congreso AVEPA 2000.

www.oncologiaveterinaria.com


Diccionario.

Cáncer: Crecimiento anormal e incontrolado de células, que no responde a los controles naturales del organismo.

Animal geriátrico: En general, los perros y gatos mayores de 8 años se consideran geriátricos, aunque esto depende de su raza y, sobre todo, de su talla: los animales más pequeños suelen tener una esperanza de vida mayor que los grandes, y algunas razas como los perros Bóxer tienen un ciclo de vida más corto.

Oncología: Ciencia que estudia los tumores, tipos, evolución y tratamiento de los mismos.

Pronóstico: Evolución esperada de la enfermedad. Será malo cuando no se espere respuesta favorable al tratamiento, reservado si se duda de esa respuesta, bueno si pensamos que la evolución será positiva o muy bueno si esperamos la remisión del proceso.

Protocolo terapéutico: Programa de tratamiento contra la enfermedad, que puede incluir varias modalidades y fármacos distintos según el periodo y tipo de proceso.

Quimioterapia: Ante el miedo que esta palabra genera, nosotros preferimos hablar de terapia antitumoral. En cualquier caso, simplemente se trata del uso de fármacos para controlar la enfermedad o sus efectos sobre el organismo.

Radioterapia: Aplicación de rayos externos que producen la destrucción de las células cancerígenas. Desgraciadamente, su uso en Medicina Veterinaria está muy limitado.

Cirugía: Operación para conseguir la escisión total o parcial de un tumor y, en su caso, del órgano o miembro afectado por el mismo, por ejemplo una mama, una extremidad, el bazo...

Tratamientos nutricionales: Tipo de alimentación que siendo adecuada para la supervivencia del paciente, deja sin aporte nutricional al tumor.

Tratamiento curativo: Aquél que va dirigido al control de la enfermedad.

Tratamiento paliativo: Aquél que va dirigido a mantener la calidad de vida del paciente.

Tumor: Sinónimo de hinchazón o deformación, es decir, cualquier "bulto" sería un tumor. Puede estar provocado por múltiples causas y estar localizado (interna o externamente) o diseminado (metástasis). Lo más importante es saber si es benigno o maligno: en este último caso hablaríamos de cáncer.

Alteraciones gastrointestinales: Trastornos producidos por la presencia del tumor en el aparato digestivo o bien en sus proximidades. Se incluyen anorexia (falta de apetito), dificultad para tragar o masticar, vómitos, diarreas o por el contrario dificultad para defecar... Algunas de estas alteraciones también pueden ser provocadas por el tratamiento antitumoral.

Alteraciones respiratorias: Cansancio, intolerancia al ejercicio, tos, dificultad para respirar... Pueden estar producidas por tumores primarios (es decir, localizados en el aparato respiratorio), metástasis pulmonares (diseminación de tumores de otros órganos), o por tumores de órganos adyacentes que presionan a los pulmones (tumores cardiacos).

Deshidratación: Pérdida de líquidos e íones producida por vómitos, diarreas, etc.

Anemia: Disminución de la cantidad de glóbulos rojos en la sangre circulante, lo que implica una dificultad en la correcta oxigenación y nutrición del resto de células del organismo. Cuando es importante, produce palidez de las encías y de la conjuntiva de los ojos.

Leucopenia: Disminución de los glóbulos blancos en la sangre circulante, lo que implica una disminución de las defensas del organismo.

Uremia: Conjunto de síntomas (digestivos, nerviosos, etc) y alteraciones analíticas relacionadas con un mal funcionamiento de los riñones.

Sepsis: Infección generalizada del organismo por bacterias que aprovechan la bajada de defensas producida por el cáncer o, en su caso, por el tratamiento del mismo.

Eutanasia: Básicamente, es la muerte provocada por sobredosis de fármacos como los barbitúricos; pero en realidad, lo que nosotros llamamos eutanasia humanitaria es la solución al sufrimiento de nuestro mejor amigo cuando el tratamiento ya no funciona o la enfermedad está tan avanzada que su calidad de vida ya no es tal.

.
 

PUNTA UMBRÍA: Plaza de los Marineros, s/n - Tel. 959 31 59 38 - Fax: 959 65 90 42 info@vetpunta.com
HUELVA: c/. San Sebastián, 8 - Tel. 959 28 42 42

Equipo humano · Diagnóstico por imagen · Cirugía · Laboratorio · Hospital · Clínica veterinaria · Unidad Móvil · Asesoramiento · Adiestramiento · Peluquería

Tienda · Información · Enlaces · Contactar · Se busca · Adopciones · Colabora

Centro Veterinario Punta

 - Hospital, Clínica Veterinaria y Tienda -

- © Copyright Centro Veterinario Punta -